fbpx
Planta de CMI Alimentos en El Salvador continúa reduciendo su huella de carbono y obtiene certificación

Planta de CMI Alimentos en El Salvador continúa reduciendo su huella de carbono y obtiene certificación

Octubre 20 2021

Como parte del compromiso que Corporación Multi Inversiones (CMI) tiene con la sostenibilidad y el medio ambiente, la planta Harisa en El Salvador logró por segundo año consecutivo la certificación carbono neutral. Este término hace referencia a las acciones que las empresas implementan para reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se generan en sus operaciones.

En 2021, la planta de harinas logró una reducción de 1 mil 600 toneladas de emisiones GEI, lo cual representa una disminución de emisiones del 10% respecto al año anterior. Harisa obtuvo en 2020 su primera certificación carbono neutral, que a la vez la convirtió en la primera planta de alimentos de ese país en contar con ese reconocimiento. 

Dicha certificación valida los esfuerzos de CMI Alimentos por controlar y compensar el 100% de sus emisiones anuales de carbono. Con ello, se busca frenar el cambio climático y aportar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), convirtiéndose en agentes de cambio y desarrollo para la región. 

“En CMI Alimentos nuestro propósito es alimentar tu mundo para llenarlo de bienestar. Esto conlleva la responsabilidad de desarrollar negocios con buenas prácticas ambientales, que generen impacto sostenible, económico y social”, dijo Sergio Araujo, Gerente de Negocios de Harinas en El Salvador y Honduras.

Captura de Pantalla 2021 10 20 a las 12.07.17

Para lograr obtener esta certificación, con la implementación de un comité de carbono neutralidad, se calcularon las emisiones de GEI y la cantidad de toneladas de CO2 equivalente (CO2e). Posteriormente, se trazó un plan de reducciones de GEI para disminuir las toneladas de CO2e y compensar las emisiones. El ente certificador INTECO es quien valida estos esfuerzos.

Este reconocimiento también ha sido posible gracias a la generación de energías provenientes de fuentes renovables. Se ha trabajado en conjunto con CMI Energía, parte de CMI Capital, quienes participan en el mercado de las energías renovables. Por ejemplo, se han instalado 4 mil 500 paneles solares en cuatro plantas de producción de alimentos en El Salvador, incluyendo Harisa. Cada uno de estos proyectos provee entre el 10% y el 25% del consumo energético de cada planta en el país.

Actualmente y como parte de sus procesos de mejora continua, CMI Alimentos se encuentra en etapa de diagnóstico para factibilidad de proyectos similares en más operaciones en diferentes geografías. 

CMI, con 100 años de historia, continúa fielmente al legado y compromiso de su fundador: trascender en familia y construir juntos oportunidades en la sociedad, con visión sostenible e impacto tangible y positivo en la gente.