fbpx
Firma de energía eólica con operación en Costa Rica colocó $700 millones en bonos verdes

Firma de energía eólica con operación en Costa Rica colocó $700 millones en bonos verdes

Abril 29 2021

A medida que el cambio climático afecta cada vez más las cadenas de valor, nuevas estrategias de financiamiento comienzan a surgir para desarrollar inversiones sostenibles. En la última década, los bonos verdes se han establecido como una de esas opciones.

Precisamente, este martes, la empresa guatemalteca Corporación Multi Inversiones (CMI) y la cual tiene operaciones de energía sostenible en Costa Rica, consiguió la colocación de bonos verdes más grande realizada por una empresa de energía renovable en Centroamérica y el Caribe. 

 El interés fue tal que las ofertas realizadas fueron entre cuatro y cinco veces superior a la emisión original. Esto representó una recaudación de $700 millones destacó el director ejecutivo de la división CMI Capital, Enrique Crespo.

Otro dato relevante fue que el 85,4% de los inversionistas son origen estadounidense y europeo. 

En Costa Rica

Esta empresa, con presencia en 15 países, tiene actualmente tres plantas de generación eólica, en Costa Rica. No obstante, solo dos de ellas se encuentran funcionando ya que el contrato con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) de la tercera, venció recientemente.

Se trata de la Planta Eólica SRL, ubicada en Tilarán, según confirmó la empresa. La firma añadió que se encuentran haciendo todo lo posible para que vuela a operar. La planta, también conocida como PESA, representa una producción de 20 megavatios.

Por esta razón, actualmente CMI tiene la capacidad para generar 130 megavatios. La planta de Orosí produce 50 megavatios, mientras que los otros 80 provienen de la planta Alisios, en Quebrada Grande de Liberia, Guanacaste.

Esta empresa de energía también ha incursionado en el sector de alimentos. De hecho, en el país también está presente dicha división.

¿Bonos verdes?

Los bonos verdes son un instrumento financiero cuyos réditos son utilizados exclusivamente para financiar proyectos de carácter sostenible. Por ejemplo la construcción de una nueva planta eólica o solar explica la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés).

Esta organización desarrolló los Principios de Bonos Verdes sobre los cuales, recientemente, la Unión Europea (UE) se basó para desarrollar un estándar de este instrumento.

Precisamente, en el 2007, el Banco Europeo de Inversiones -órgano financiero comunitario de la UE- emitió el primero de estos en el 2007. Un año más tarde, el Banco Mundial hizo lo mismo.

Desde entonces, la herramienta ha sido adoptada tanto por otros gobiernos como por empresas privadas, como es el caso de CMI.

Estos deben pasar por un proceso similar a los bonos regulares por lo que también reciben una calificación por parte de las calificadoras de riesgo, en el caso de la empresa regional, las calificaciones fueron las siguientes:

  • Moody’s: Ba3
  • S&P: BB-
  • Fitch: BB-

La tasa de interés es del 6.250% y vencen en 2029. Además, cuenta con un crédito sindicado por $300 millones, añadió la empresa.

“La colocación de bonos verdes implica el compromiso del emisor por realizar inversiones sostenibles. En este sentido, la acción está alineada con los objetivos de contribuir a la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero y la descarbonización y diversificación de la red energética regional en los países donde opera. 

“De esta manera, CMI Energía afianza sus inversiones en la región, bajo una sólida visión de futuro sostenible”, resaltó Crespo.

Fuente: El Observador